22 junio, 2024

En el #CMLL… Los Stukas quieren la gran alternativa

La geografía de su cuerpo lleva las huellas de duras batallas. Los surcos que enmarcan su frente son claro referente de las sangrientas contiendas que ha tenido que librar desde que decidió abrazar la difícil y apasionante carrera de luchador profesional. Tal vez su nombre de pila, Omar Alvarado García, poco le diga a las grandes masas. Sin embargo, ‘Stuka Jr.’, su nombre artístico, le ha llevado a ocupar los eventos estelares en el Consejo Mundial de Lucha Libre, la empresa con sede en la Arena México.

Miembro de una destacada familia de gladiadores, Stuka Jr., comenzó desde abajo en su natal Gómez Palacio, Durango. ‘Al principio las empresas te daban chance de subir a luchar siempre y cuando les ayudaras a poner sillas y el cuadrilátero’, recuerda el aguerrido gladiador rudo, que participa en el Torneo La Gran Alternativa, que se disputa en la Arena México, catedral del pancracio en nuestro país. En ese escenario, el lagunero comparte créditos con su vástago: El Hijo de Stuka Jr.

‘Comencé muy chico en esta profesión y abandoné la escuela para dedicarme de lleno a la lucha libre. Mis inicios fueron en Gómez Palacio, primero en gimnasios, después en la arena del municipio, después en las grandes ciudades del estado, posteriormente las plazas de toros con más aforo. Poco a poco fui saliendo de ahí para presentarme en otros escenarios de la Comarca Lagunera. De repente me vi anunciado en Monterrey’, confiesa el luchador, que es fiel ejemplo de la cultura del esfuerzo que identifica al pueblo de México.

‘De repente ya era conocido en todo el norte del país. Pero siempre quieres más. Y me tracé la meta de luchar en la arena más importante de nuestro país. Es así como hice el viaje a la Ciudad de México y tuve la fortuna de quedarme en el elenco del Consejo Mundial de Lucha Libre’, comparte Stuka Jr., quien domina a la perfección la escuela técnica y la ruda.

Desde su irrupción en las filas de la ‘Seria y Estable’, el norteño no ha bajado la guardia y a pesar de que perdió la máscara, no bajó la guardia. ‘Tuve que redoblar esfuerzos. Fue un duro golpe el haber perdido la máscara. De alguna forma me sentía desnudo ante la afición. La máscara genera en el luchador una energía muy especial y cuando pierdes, también pierdes algo tuyo como persona’, comparte el lagunero.

Stuka Jr., perdió la máscara en el marco del Aniversario 89 de la Arena México. Fue en la función estelar del 16 de septiembre de 2022, cuando el lagunero entregó la incógnita en trepidante lucha a Atlantis Jr. Aquella noche, por paradójico que parezca, Omar Alvarado García perdió y ganó.

La máscara con la que empezó desde abajo su carrera fue el tributo que le tuvo que hacer a la lucha libre, tras caer en el inmueble de la colonia Doctores; sin embargo, su esfuerzo se vio recompensado, porque poco a poco encontró un nuevo sentido en su carrera de luchador y decidió que sin su máscara probaría fortuna como rudo, categoría en la que se ha consolidado como una de las piezas fundamentales en las carteleras del CMLL.

Dedicado completamente a su carrera de gladiador profesional, Stuka Jr., confiesa con la experiencia de la vida, que le hubiera gustado diversificar sus actividades. ‘Este pensamiento me llegó con la pandemia que azotó al mundo. Todos los luchadores dejamos de trabajar, porque no se podía debido al contacto físico y el alto riesgo de contagio. Sin embargo, los compañeros que tenían una carrera vivieron de ésta durante el tiempo que duró la crisis sanitaria’, confiesa el extraordinario gladiador mexicano, que habla con gran pasión del ‘deporte de los costalazos’.

Acaso por el difícil camino que tuvo que transitar, con base en la vieja escuela, es que el propio gladiador lagunero decidió ser el padrino de su vástago en el Torneo de la Gran Alternativa en el que la empresa de la familia Luteroth apuesta por la nueva generación de gladiadores. Y han tenido gran ojo, pues de este certamen han salido luchadores de la talla de Héctor Garza, Shocker, Rey Bucanero, Último Guerrero, Místico, La Máscara, La Sombra, Dragón Rojo Jr., Bárbaro Cavernario, Soberano Jr., El Coyote y Panterita del Ring Jr., por mencionar algunos.

‘En este tipo de torneos hay mucho en juego. Cuando comencé hubo muchos luchadores consagrados que por alguna razón en lugar de apoyarte con su experiencia parecía que te ponían trabas. No es fácil este torneo, porque de alguna forma se da una lucha generacional. Por eso son fundamentales dos cosas: confiar plenamente en tu pareja y llegar muy bien preparado’, comparte Stuka Jr., a quien le hace gran ilusión poder llegar a la final del certamen y justo como acontece en la tauromaquia darle la ‘Gran Alternativa’ en la Arena México, ‘la arena más grande y cómoda del mundo’.

DEL JR

A sus 21 años de edad, el Hijo de Stuka Jr., poco a poco se consolida en el gusto de la exigente afición de la Arena México, Desde hace un año es que se abre paso en la cartelería del inmueble capitalino.

Durante este paso ha tenido oportunidad de enfrentar a lo más selecto del Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL). En el marco del Torneo la Gran Alternativa, este gran luchador rudo pertenece a la nueva generación de gladiadores. Acaso por la influencia de su padre o porque desde niño vivió inmerso en el ambiente del Arte de Gotch,el Hijo de Stuka Jr., no sólo se dedica a la lucha libre de forma profesional, sino que cursa una licenciatura.

‘Yo soy luchador y siempre lo seré. Pero este deporte es muy duro y corres el riesgo de duras lesiones,por lo que no está por demás un plan B, en este caso la licenciatura que curso al sur de la Ciudad de México’, comparte el joven gladiador enmascarado, que tiene un pique muy especial con El Brillante, quien en este torneo lleva como padrino a Místico.

‘Todas las parejas que participan son duras, pero en particular la de Místico y El Brillante es la que traigo atravesada’, comparte.

Sobre la doble vida que lleva como luchador y estudiante, dice: ‘Es apasionante y al mismo tiempo ocupa mucho trabajo, porque hay que cumplir profesionalmente con la lucha libre, que es muy celosa.Pero tampoco puedes desatender la escuela. Pocos son los maestros que saben a qué me dedico, ni siquiera mis amigos más cercanos. Es parte del atractivo de la profesión de la que quiero vivir’.