21 mayo, 2024

#Magnus se consolida en el #CMLL… Busca el campeonato Universal

Hombre de profunda fe y un físico espectacular, Magnus se consolida como una de las estrellas del Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL), escenario en el que se quiere consolidar como ‘El Campeón Universal’.

Miembro de una importante familia de gladiadores, nadie le ha regalado nada al capitalino, que por méritos propios se colocó como uno de los finalistas por el Campeonato Universal del CMLL, algo así como el ‘Campeón de campeones’ de la prestigiada agrupación, con sede en la Arena México, ‘catedral’ del deporte de los costalazos en nuestro país. En ese escenario salió con el brazo en alto en la eliminatoria de Campeones Nacionales.

El gladiador de apenas hace unos días se conoció a otro de los elementos que contendrán por el prestigiado y anhelado cinturón. Se trata de Titán,quien se llevó la gran final en el bloque eliminatorio de Campeones Mundiales.

El tercer contendiente saldrá del bloque Campeones Históricos, en el que aparecen Máscara Dorada, Místico y Atlantis Jr., eliminatoria que se definirá este viernes por la noche en el inmueble de la colonia Doctores.

A sus 31 años de edad, Magnus está llamado a ocupar un lugar de privilegio en la escena luchística mexicana. Hijo del gladiador retirado Tony Salazar y primo de Místico, reconoce que por méritos propios se ha ido abriendo paso en la difícil profesión que eligió y en la que está metido ‘en cuerpo y alma’.

‘Tengo varios hermanos más grandes que yo, que tuvieron oportunidad de ver luchar a mi papá, pero yo no. Sólo una vez lo pude ver. Tenía ocho años y fue una función especial en la que volvió a subir al cuadrilátero. Solamente ese día lo vi, pero yo sabía que dedicaría mi vida a la lucha libre. Esto es algo que se hereda, no se roba. Se trae en la sangre’, comparte Magnus, quien con sus casi 1.80 de estatura y una musculatura que salta a la vista atiende afable a los aficionados que le reconocen en la redacción y le piden la fotografía del recuerdo.

Aunque pudiera pensarse que ser hijo de un luchador consolidado le abriría las puertas fue todo lo contrario. Pero Magnus no cesó en su empeño por brillar y con base en gran esfuerzo poco a poco se abrió las puertas de la Seria y Estable, como se le conoce a la empresa propiedad de la familia Lutteroth.

‘En la lucha libre como en la vida, nadie te regala nada. Todo cuesta trabajo y esfuerzo. Ha sido mucha dedicación’, comparte.

Detrás de la máscara se aprecia a un hombre centrado que sabe lo que quiere. Pero no siempre fue así. Reconoce Magnus que el reconocimiento popular le llegó muy joven y no supo valorarlo hasta llegar a perder ‘casi todo’.

Pero como toro bravo sacó la casta y se dio cuenta de quiénes eran sus verdaderos amigos para emprender el vuelo de nueva cuenta, justo como el Ave Fénix.

’Reconozco que al principio de mi carrera cometí muchos errores. Afortunadamente retomé el camino y aquí me tienen. Volador Jr., fue uno de los personajes principales en este resurgimiento, porque volvió a creer en mí’.

‘Ahora mismo, cuando veo el pasado me alegra haber superado todo eso. Me motiva el hecho de no ser esa persona mediocre, conformista que no tenía sueños ni aspiraciones. Hoy soy padre de familia y es una gran motivación. Una persona que no aprovecha el momento es una persona mediocre y hay que reconocerlo, nunca escuchamos lo malo. Puedo decir que una persona en vez de entrenar está jugando o que se entrega a la mitad es alguien sin aspiraciones, no me da vergüenza admitirlo, me daría más vergüenza volverlo a ser’, comparte con franqueza.

Durante este proceso personal, Magnus encontró paz interior a través de la religión y es por lo mismo que porta algunos símbolos muy personales en su máscara.

Profesional de tiempo completo es el propio gladiador que compra las telas y los materiales para confeccionar sus vestuarios. ‘Me gusta estar al tanto de todo lo que conlleva este negocio’, comparte.

A la espera de conocer al tercer contendiente en pos del ‘Campeonato Universal del CMLL’, Magnus se da tiempo para hablar de Místico, su primo y finalista en el tercer bombo para disputar el anhelado título.

Con la posibilidad de enfrentar a su familiar en la Arena México, Magnus no se tienta el corazón y demuestra que se abrió paso por méritos propios sin el apoyo familiar. De manera contundente apunta: ‘Aborrezco a Místico, ni su papá lo quería y por eso lo dejó con Fray Tormenta. No te quiero, te odio. Siempre me puso trabas, pero aquí estoy contra todo y contra todos. Fue un factor muy importante, separarme de esos lazos familiares’, agrega.

‘Sé que la sangre no se puede cambiar, pero sí puedo elegir a mi propia familia. Enfrentar a Místico, una gran piedra en mi carrera y demostrarle que él no es parte de mi familia, yo no lo elijo como parte de, yo lo desconozco. Ha sido un obstáculo muy grande en mi carrera, y cada vez que nos toque enfrentarnos lo voy a pisotear’.