1 febrero, 2023

Polvorita Salinas incursionó en el mundo del boxeo para bajar de peso

El mundo del fútbol quizá perdió con María “Polvorita” Salinas una gran jugadora, pero el boxeo ganó una peleadora de agallas y clase, la cual, buscará el próximo año nuevamente disputar un cinturón mundial de cualquier organismo, ya sea en el país o en el extranjero.

A la edad de 17 años, Salinas Corpus incursionó en “el arte de fistiana” en su natal Saltillo, Coahuila, con el objetivo de hacer una actividad física que le permitiera reducir de tallas, sin imaginar, que esa actividad le iba a dar grandes logros profesionales y personales.

“Inicié en 2006 para bajar de peso, lo mío no era ser peleadora, porque desconocía lo que era el boxeo, además no tengo familia en este ámbito, empecé con mi cuñado que era mi instructor”, relató la coahuilense de 33 años.

“Yo jugaba futbol, mi deporte favorito era ese, conocí a mi esposo que también es ahora boxeador profesional (Samuel Gutiérrez Hernández), y por él me incliné más a esta profesión”, confesó “Polvorita”, quien dijo no tener afición por ningún equipo del balompié mexicano.

“Pero una vez me pusieron a combatir en el Gimnasio Municipal con una peleadora profesional, como nunca me había puesto los guantes me pegó fuerte, ahí inicié mi carrera, desde esa vez que hice de sparring me gustó, por la adrenalina que sentí y por la espinita de que me maltrató mi rival, desde ahí empezó el gusto”, describió María del Carmen.

Salinas, quien no tuvo combates amateurs, subió por primera vez a un cuadrilátero de manera profesional en junio de 2008 en la ciudad estadounidense de McAllen, Texas, enfrentando a la exponente local, Stephanie Gonzales.

Actualmente, es instructora de boxeo en un Gimnasio de la capital de Coahuila, donde labora desde hace dos años y tiene a su cargo enseñar los secretos del pugilismo a niños desde los siete años de edad.

“Trabajo en un Multideportivo en Saltillo, estoy combinando mi trabajo con el deporte, por lo cual, no tengo un horario más tarde para correr, por eso lo hacemos desde la cinco de la mañana, entreno igualmente a algunas personas que ocupan el boxeo para adquirir condición física”, apuntó la mamá de una niña de 17 años, quien también practica el boxeo, y un niño de nueve.

Tras decretarse un empate, en su anterior combate, ante Esmeralda Gaona, en el marco de la 60 Convención Anual del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), en Acapulco, Guerrero, donde la coahuilense (25-8-6) demostró amplia superioridad, recomendó capacitar bien a los jueces, porque sus decisiones pueden afectar una carrera profesional.

“Nos preparamos al cien por ciento con sparring, en correr, son muchas cosas que uno hace, me ha tocado pelear fuera del país, en Japón y Londres, en combates de campeonato y me han dado empates, todo el sacrificio que uno hace no se vale que lo echen a perder todo. Necesitamos jueces bien capacitados, que sean certeros de lo que están viendo en el ring”, juzgó la saltillense.

Salinas agradeció todo el apoyo a su entrenador y promotor, José Antonio Charro Hernández, a Anita y al apoyo de La Flor De Córdoba, ORPACK, COPAR, PET Envases De Occidente, IUV Universidad, Breves Deportivas, Motion Sports y M&A, por el apoyo en su última pelea y con quienes ya planean su próximo combate.